Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Buscando la fe de los humanos (Libre)
Lun Mayo 06, 2013 12:17 pm por Vash Zwingli

» De padre a hijo
Jue Abr 25, 2013 7:34 pm por Søren Køhler

» De angeles y demonios
Vie Ago 10, 2012 2:26 am por Frejia Oxenstierna

» •PETICIONES•
Miér Jul 04, 2012 8:15 pm por Isabelle Kirkland-Leigh

» Sin Permiso (privado)
Miér Mayo 16, 2012 9:38 am por Jökull Arnarson

» Bosque de los recuerdos. [ Priv. Denmark ]
Mar Abr 10, 2012 9:12 am por Søren Køhler

» Afiliación~.
Mar Ene 10, 2012 4:27 pm por Arvid Bronnfjell

» Visitando al Viejo Mundo
Vie Ene 06, 2012 1:58 pm por Mikiel Vassalli

» Paisaje [Libre]
Miér Oct 19, 2011 7:10 pm por François Bonnefoy

Hetalia Soldier Side


Este foro se visualiza mejor con:

Plagio
Julio 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


•TIPOS DE PERSONAJES•

Ir abajo

•TIPOS DE PERSONAJES•

Mensaje por ~DIOS~ el Jue Mayo 19, 2011 12:52 pm

DIOS

Llamado de muchas maneras, es quien comanda todo el Paraíso. Tiene su sede en el Castillo Imperial, y es muy raro; por no decir imposible, que se le vea fuera de éste. Él se encarga de castigar las ofensas o pecados que cometen sus hijos; los ángeles. En la época que existían los humanos, enviaba a sus súbditos a la Tierra para purificar las almas y que éstas no cayesen en pecado, para de esta manera asegurar su posesión y mantenerlas a raya en ese círculo interminable de renacimiento. El único momento en el que se le puede ver corporeamente es cuando participa como Juez Supremo en los juicios que se le otorgan a los detractores de sus mandamientos. Nunca se pasa por las ciudadelas, pero su presencia se hace notar siempre, como un aura pesada por la que todos sus hijos deben agachar la cabeza. Nadie sabe a ciencia cierta cómo comenzó su enemistad con el soberano del Infierno; pues no se le permite a ninguno de sus hijos por cercanos que sean, cuestionar ninguna de sus decisiones o mandatos... Quedando así como un pacto de silencio entre ambas potencias.

ÁNGELES

Seres de luz, "protectores" de los seres humanos e hijos de Dios. Nacidos de aquellas almas que son resguardadas por los Ángeles que vuelan a la Tierra. Sólo los espíritus en cuyas esencias reside un fuerte poder pueden convertirse en Ángeles, quedando así las almas débiles como parte del ciclo eterno de renacimiento hasta que su fuerza se incremente. Al tener su origen en aquellos mortales, pueden conservar el nombre que tenían antes de morir... mas sólo aquellos con una energía o mentalidad fuerte pueden recordar incluso su apellido. Algunos Ángeles, imitando ese beneficio; pueden tomar un segundo nombre al no poseer ninguno, incluso si no es real. Su vida es un orden perfecto de las cosas, siempre obedeciendo a su Creador sin oponer resistencia ni cuestionar a ninguna palabra; pues saben que esto sólo les traería oscuridad a sus vidas. Desde nacidos, se les inculcaron normas y un odio y repulsión hacia los Demonios. Hacia el Infierno en sí. Cuando los humanos habitaban la Tierra, los Ángeles eran enviados por su Padre a resguardar las almas de los demonios que buscaban hacerse de ellas. Convertidos en animales, o incluso humanos; los alados seguidores del Todopoderoso protegían a quienes habían elegido, por tanto se prohibía a un Ángel tener dos humanos bajo su manto. Algunas veces, era tanta la cercanía con los mortales que algunos Ángeles llegaban a enamorarse y decidían compartir su vida con éstos. Era un acto de suma nobleza en el Paraíso, pero su destino era cruel... Pues si decidían tomar ese camino su vida como ángeles terminaba, y al morir, sus espíritus no podían renacer como seres humanos ni criaturas del Paraíso, pues las puertas les serían cerradas para siempre. Los Ángeles que se entrenan en los campos como guerreros, y sólo ellos; tienen permitido bajar al Infierno como parte de su intensa cacería, aunque muchos de ellos no logran volver.

SATANÁS

Nombrado inicialmente por todos como Malaj Hamavet; cumple la función de amo y soberano del Infierno, aunque tiene una infinidad de nombres, todos conducen a lo mismo... Fue uno de los Arcángeles de Dios más poderosos y luminiscentes. Pero su envidia y hambre de fuerza terminó con los Arcángeles, y como castigo por su desobediencia hacia su casi igual le valió que le arrojaran hacia el mundo más despreciable que existía; lleno de las almas sin rumbo, para pronto crear su propia fortaleza y reglas. Es capaz de tomar la forma de un dragón gigantesco, y es el único ser capaz de lograrlo. En la antigüedad viajaba a la tierra en forma de este místico ser, sirviendo como instrumento de guerra contra el hombre o simplemente como fuente de inspiración; siendo capturado por la eternidad en diferentes culturas. Distintamente de Dios que crea a sus Ángeles a su modo de vida como seres perfectos; Satanás no tiene pendiente de la forma en que sus súbditos desean vivir, pues es muy celoso de sí mismo y sus aspiraciones. Tiene un gusto peculiar por las artes oscuras.

DEMONIOS

Nacidos de aquellas almas que son resguardadas por los Demonios que vuelan a la Tierra. Sólo los espíritus en cuyas esencias reside un fuerte poder pueden convertirse en Demonios, quedando así las almas débiles como parte del ciclo eterno de renacimiento hasta que su fuerza se incremente, o sirviendo como alimento y fuente externa de poder al mundo Infernal. A pesar de lo que se pueda pensar, los Demonios no son seres malignos y oscuros que buscan sólo la perdición de los espíritus de bondad. Son más parecidos a los humanos, pues ellos tienen la libertad de decisión y resistencia hacia su soberano o las reglas. Algunos siguiendo los mandatos como corderos u otros simplemente viviendo sus vidas de la manera en que desean ser... Mas, esto no significa que su líder supremo escape a su orden. Sus existencias están marcadas por la enemistad con el Paraíso y sus habitantes; quienes no pierden oportunidad en juzgarles y traspasar sus pechos sin siquiera conocer sus motivos. Quizá es por esta razón que la distancia se ha vuelto más poderosa y las guerras son más comunes que nunca... Esto debido a que la raza humana ya no juega un papel en la historia y sólo permanece la guerra infinita que decidirá cuál reino sobrevivirá. Los demonios sólo desean seguir sus vidas, algunos relegados por el mundo humano, buscando su propia identidad. Otros, entrenándose dispuestos a eliminar a cuanto ser alado del Cielo encuentre su camino. A diferencia de los Ángeles; los demonios no pueden entrar al Paraíso (en primer instante, porque una horda de ellos les intentaría destruír), puesto que sus cuerpos no soportan el aura de aquel mundo, llevándoles a una incineración interna, volviéndoles polvo en tan sólo unas horas.

MESTIZOS

Llamados así los seres que no nacen espiritualmente. Es decir, que no tienen su origen en las almas que renacen hacia un mundo. No se consideran Ángeles o Demonios, son los hijos bastardos de dos seres pertenecientes a mundos distintos. Representan lo más bajo y ruin, la máxima prohibición para ambos Reinos. Viven sólo en la Tierra, pues si son descubiertos por Ángeles o Demonios; no dudan en ser destruídos como acto de justicia... así que no suelen vivir muchos años. Los mestizos poseen alas de color rojo, variando su forma al igual que sus progenitores. Su vida es un escape continuo del mundo, intentando sobrevivir... aunque algunos de ellos logran fortalecerse hasta tal punto de poder pelear contra sus agresores. Desarrollan poderes hereditarios, y aún así se valen de armas que ellos mismos descubren o inventan como método de defensa. Solitarios, muchos de ellos no logran durar mucho tiempo en la cuerda floja y optan por la muerte.

ALMAS

Cuando existían los humanos, sus almas eran marcadas mientras se encontraban en el cuerpo físico. Ángeles y Demonios elegían a los humanos por distintas causas; fuera por su vida ejemplar, por los pecados cometidos... e incluso por razones "caprichosas" como su apariencia o su forma de ser. Un ser humano no tenía que ser malvado para que fuera marcado por un demonio y de igual manera, no tenía que ser un ejemplo de virtud para que sólo un ángel se encargara de él.
Una vez marcado el humano, al morir su alma se desprende de su cuerpo y es ahí donde cumple con su destino, ya sea convirtiéndose en un nuevo ángel o demonio, o yendo a parar a manos de Dios o Satan para ser convertidos en energía o para su descanso eterno.
Cuando sobrevino la extinción de la raza humana, sólo aquellas almas que habían sido marcadas en vida podían ser reclamadas por aquél que las marcó. El resto, almas sin destino final, vagan en el Plano Terrenal como simple enregía, invisibles e intangibles para los seres que ahora ocupan el planeta ya sea para concretar su guerra por la supremacía, como simplemente vivir en paz, buscando un lugar apartado de aquella terrible división de razas.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~



PECADOS Y CASTIGOS


El Infierno no tiene un grado de pecado como tal. Hay ofensas que se castigan y crímenes cuyos precios llegan a ser muy altos. Pero el Paraíso tiene un orden frívolo y específico que debe ser seguido al pie de la letra y que jamás puede ser cuestionado.

•No está permitido cruzar las puertas del Castillo Imperial o el Coliseo. Sólo los Ángeles que comienzan su vida a elección como Guerreros del Cielo tienen acceso permitido a éste último. Como se sabe, la única manera en que un Ángel puede entrar al Castillo es cuando tiene un crimen qué pagar. También cuando rinden peticiones a Dios, o simplemente por el hecho de denunciar el pecado de uno de sus hermanos.

•Entrar en áreas restringidas se castiga encerrando al Ángel en en los Calabozos, dentro de los cuales debe rezar durante 21 días sin descanso.

•Dañar de forma importante o perjudicar a otro ángel.

•Herir a un ángel o causarle un daño irreparable se castiga convirtiendo al culpable en una estatua por la eternidad situándolo en las fronteras del Paraíso; en el llamado Jardín del Edén.

•Está prohibido dudar o blasfemar contra Dios.

•Terminantemente prohibido el homicidio a uno de sus semejantes.

•Matar a otro ángel, o sugerir su muerte de forma criminal, igualmente que al blasfemar contra Dios o dudar de él se castiga hiriendo sus alas de manera que no le sirvan más y arrojándolo al Infierno. El privar a un Ángel de sus alas causa que sus poderes se reduzcan prácticamente a la nada; así que al desangrarse el culpable, o siendo víctima de los demonios se asegura su muerte.

•Los Ángeles se crean de acuerdo a las almas humanas que poseen una enorme energía, pero también pueden nacer de forma biológica como los humanos o los demonios. Está prohibido unirse en acto sexual con otro Ángel, pues se considera una de las depravaciones más grandes y no tiene necesidad de ser.

•La unión de Ángeles mediante el acto sexual se castiga exponiendo a ambos por todo el Paraíso mientras hacen penitencia de su pecado, para así al finalizar sean convertidos en polvo de diamantes y arrojados al Infierno como una hermosa lluvia de cristales. Pues se cree que el Infierno es el máximo lugar del pecado.

•No se puede tener contacto absoluto con un Demonio, ni mucho menos enamorarse o unirse sexualmente con uno; pues esta es la máxima perversión existente en el Paraíso y el Infierno lo denomina como la máxima traición.

•El único castigo es la muerte.
avatar
~DIOS~
Admin

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Ver perfil de usuario http://hetaliaheavenandhell.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.